¿Las tortugas curan el asma?

Es de lo más común oír que estos animales maravillosos: curan el asma.

Si bien se desconocen las razones por las cuales históricamente se le atribuye tal capacidad, lo cierto es que muchas personas aseguran que el poder de las tortugas es verdadero.

Algunos consideran que el secreto es colocar a la tortuga debajo de la cama dentro de una caja de cargó.

Otros, por contrario, son más drásticos y prefieren ir por otro lado: matar a la tortuga y beber su sangre para asegurarse de absorber sus propiedades curativas.Tortuga asma mascota cura enfermedades

¿Qué hay de cierto en esto?

Según los médicos: nada, ¡es todo un mito!, aseguran después de incontables estudios.

Y como todos los mitos, con toda seguridad se basan en alguna costumbre ancestral, que con el paso de los años se va desvirtuando, de generación en generación.

Una teoría indica que por la falta de pelaje (en comparación a otros animales pequeños) en el pasado las tortugas eran recomendadas como mascotas para niños. Por esta razón, las tortugas tal vez no les mejoraban el asma, pero seguro que no la empeoraba, como sí lo harían los animales con pelajes largos.

Esta tradición se ha ido perdiendo con el tiempo, ya que esto hoy no sería posible dado que en varios países del mundo las tortugas son una especie protegida o están en peligro de extinción.